viernes, 9 de agosto de 2019

Cuando el cine se aparece.

El cine puede traspasar la pantalla. Los personajes de ficción saltan desde el gran lienzo en blanco al patio de butacas y vivir entre nosotros, como fantasmas que cobran vida en un mundo paralelo solo a la vista de quieres devoran cine. O esos fantasmas se transfiguran en escenas cotidianas que juegan a ser ecos de algo vivido frente a la pantalla.



En uno de esos paseos junto al mar que a modo de travelling sin guión escrito se presentó un fotograma de "Grupo Salvaje", que este año cumple su cincuentenario. Dentro de un juego de casualidades escuchaba en el móvil un podcast del programa Videodrome de Radio3 dedicado a este film. En él hacían un recorrido por el western crepuscular dirigido por Sam Peckimpah. Escuchaba las voces dobladas de William Holden, Ernest Borgnine, Warren Oates y Ben Johnson y de pronto ahí estaban ellos. Solo que no llevaban escopetas cargadas ni revólveres al cinto en una caminata hacia la inmolación y el sacrificio en una época que ya no les pertenece. "¿Por qué no?" es la frase que define ese momento. Ellas, sin embargo, se retiran posiblemente después de una tarde de encuentro, de conversación, de descanso, pero igualmente crepuscular, en el ocaso del día. Ellas se retiran a sus casas con la esperanza callada de volver a encontrarse de nuevo, mirando al rebalaje y contando sus cosas.



viernes, 19 de julio de 2019

Fiesta de Funk y Soul con José James en el Festival de Jazz de Almuñécar.

El Festival de Jazz de Almuñécar se ha convertido en una cita anual casi ineludible si la agenda laboral lo permite. Su apuesta por una programación con grandes nombres del Jazz y figuras emergentes se presentan como una ocasión ideal para disfrutar de la música en unas muy agradables noches de verano. El 17 de julio tuvimos la oportunidad de asistir a una de las mejores voces de la última hornada, José James. Educado en la tradición, dentro del cobijo de la discográfica señera de este género musical, Blue Note, ahora se entrega a los ritmos funk y soul con un disco de versiones del músico afroamericano Bill Withers. Este repertorio es el que desplegó en el escenario del Parque del Majuelo. Escuchamos y bailamos melocotonazos como "Ain´t no sunshine", "Use me", "Lovely day". El cantante, luciendo un frondoso peinado afro, se ganó el corazón del público saltando la valla que nos separaba e invitándonos a participar de pie de la fiesta que estaba a punto de comenzar y que duraría más de hora y tres cuartos acompañado por un trío de músicos que igual se lanzaban al soul sedoso, al funk percusivo, a la psicodelia con marchamo de Hendrix o la elegancia del sonido Philadelphia.