domingo, 31 de mayo de 2020

Regreso a la Málaga de los museos.

Una de las actividades que en estos días de confinamiento se ha echado de menos es la de pasear por Málaga al ritmo de los horarios de su programación cultural. A partir de la apertura el pasado martes 26 de mayo de los museos con participación municipal hemos vuelto a disfrutar de las propuestas expositivas de los museos malacitanos, que tienen muestras más que interesantes. En esta primera visita recorrimos las salas del Museo Picasso de Málaga con "Genealogías del Arte (pinchad aquí para mayor información), y las del Museo Ruso que ofrece dos exposiciones ligadas al cine con gran interés. Una dedicada al director Andrei Tarkovsky con el título de "Andrei Tarkovsky, Maestro del Espacio, que con bellísimas fotografías de los rodajes y cartelería de sus siete películas nos revelan su mirada total sobre la creación cinematográfica. Es también la excusa perfecta para redescubrir su filmografía, de gran influencia posterior. Igual de influyente en el diseño gráfico es la cartelería de las producciones soviéticas e internacionales que se proyectaban en Rusia en la década de los años 20 del siglo pasado y a la que bajo el título de "Rompiendo el silencio. El cine mudo en Rusia) se dedica una espectacular muestra. Es toda una lección de soluciones visuales jugando en la composición con las figuras geométricas, la gama de colores, la ilustración y la fotografía, convirtiéndose un festín para la vista. Además es todo un descubrimiento las temáticas tratadas en la filmografía soviética durante esa década a través de las sinopsis recogidas en las cartelas. En muchas de ellas hay un marcado componente ideológico pero también se cuela la narración de aventuras, comedias, enredos amorosos como producciones llegadas de otros países occidentales. 

Una de las salas del Museo Ruso de Málaga dedicada a la cartelería de los años 20. 

viernes, 29 de mayo de 2020

Relatos de los días intrusos (IV) - Una aleta en el horizonte.

UNA ALETA EN EL HORIZONTE.
De Ricardo Popbelmondo.

Esta fiesta, como todas las anteriores al estado de alerta, acabará maloliente y legañosa. La coca se esnifa con avidez. Yani me ofrece una pastilla. No me apetece. No sé cómo habrán aguantado durante el confinamiento. La música de Kiki, con su equipo de dj portátil, marca el ritmo de este simulacro de eterna juventud, aliñada con alcohol y drogas. Fiesta secreta para la Nueva Normalidad en el cortijo de Kiki, me invitaba el mensaje en el móvil. Se necesita a alguien sobrio para conducir de regreso. Y no tenía nada mejor que hacer tras sesenta días de encierro.

jueves, 28 de mayo de 2020

Lecturas en el rebalaje - "La ciudad y la ciudad" de China Miéville.

"Blade Runner" está en el imaginario de muchos aficionados a la ciencia ficción como el maridaje perfecto de este género con otro también de gran seguimiento, el noir o policiaco. La ciudad, del futuro, se convierte de igual forma en un sumidero donde el crimen, la corrupción, la traición, el misterio y las bajas pasiones desembocan. En el cómic "The long tomorrow", Moebius junto al guionista Dan O´Bannon apostaron por el relato noir en un entorno futurista y de fantasía, que ha servido de influencia a obras posteriores. Y en "La ciudad y la ciudad" encontramos un ejemplo perfecto de literatura de evasión, de entretenimiento que combina esos elementos, pero con una ambición en la propuesta que engancha.


sábado, 23 de mayo de 2020

Al Ándalus a través del cine, con Juan Manuel Cid

Con motivo de la celebración del Día de Andalucía desde la asociación cultural Cortos de Vista nos propusimos llevar a cabo una actividad relacionada con nuestro pasado Al Andalus. Para ello contactamos con nuestro buen amigo Juan Manuel Cid, gestor cultural especializado en el legado andalusí, que a su vez nos planteó dedicar una conferencia a la visión que se había ofrecido desde el cine y la televisión sobre la presencia musulmana durante siete siglos en nuestro territorio. Así finalmente la celebramos con su muy amena intervención en el Museo de Nerja el pasado 24 de febrero de 2020.

A continuación os invito a disfrutar de dicha conferencia que nos ofreció una mirada más que interesante entre el séptimo arte y esta parte tan importante de nuestra Historia.

viernes, 22 de mayo de 2020

Relatos de los días intrusos (III) - Las viejas distancias.


Limpio el polvo acumulado en el caballete durante estos días de encierro. Anoche repasé los pinceles, rompí trapos, comprobé el estado de la paleta de colores y sus recipientes. No había tocado nada desde la declaración del estado de alarma. Con la pandemia no sentía ninguna necesidad de pintar, confinado entre las cuatro paredes de mi pequeño apartamento. Un par de ventanas a un minúsculo patio de vecinos en el que apenas entra el Sol no me invitaban a levantarme del sofá. Y ahora volvería a la calle a plantarme en el mismo punto que hace dos meses, a enfrentarme al reto de capturar la luz y sus sombras, todos los matices, que están ahí, que tengo claros en mi cabeza, pero que no soy capaz de trasladar al lienzo. Soy un perdedor que está condenado por los dioses a tener la visión y no el talento.
En la misma hora que aquel 12 de marzo, cuando ya presentíamos que el futuro sería más incierto que nunca, impregno el pincel del azul del cielo, no el de entonces ni el de ahora, sino el que imagino. Me fijo en el encuadre, en las proporciones y aunque todo parece estar en su sitio, algo ha cambiado. Vuelvo a comparar el tablero con el espacio que tengo frente a mí. Apenas es perceptible. Pese a que hoy hemos vuelto al exterior, es un lugar muy transitado. Y nadie se da cuenta, o nadie quiere darse cuenta. Las sombras no caen de la misma forma ni sobre los mismos puntos. Me diréis que es normal por  el viaje de la Tierra alrededor del Sol. Me diréis que las palmeras han crecido o perdido ramas. No os voy a contradecir, pero tengo la sensación de que alguien, mientras nosotros estábamos encerrados, ha jugado con todos los elementos callejeros, los edificios y las aceras. Una vez terminado su juego, antes de que regresáramos, ha colocado las piezas en su lugar, pero no de forma exacta. Sé lo que me digo:  durante varios años, día tras día, he estado aquí, pintando cada detalle de esta plaza. Conozco las distancias como cada poro de mi rostro. Y os juro que no son las mismas.  

de Ricardo Popbelmondo

jueves, 21 de mayo de 2020

Lecturas en el rebalaje - "Taxi" de Carlos Zanón.

Sandino recorre la ciudad a bordo de su taxi. No tiene muchos clientes, ni parece importarle. "Sandino", el disco triple de The Clash, recorre la novela marcando el espíritu del punk inicial buscando nuevos universos sonoros. Sandino es chófer de unas niñas de la alta sociedad. Sandino se enamora de su madre. Pero no es su único deseo. Sus amantes le cobijan en los días malos. Su mujer espera esa llamada, para el adiós o para pedir perdón. Pero Sandino es buen amigo, de esos que te meten sin querer en problemas o de los que te los resuelven sin medir las consecuencias. Conoce los bajos fondos y se codea con la jet set. El taxista podría ser un profesor universitario, pero conduce por las noches de Barcelona. Carlos Zanón nos entrega otra novela que no se puede encerrar en los límites de la novela negra. "Taxi" cumple con sus reglas, con las historias de perdedores, pero también apela al hombre errante, a los odiseos que no saben si volver a Ítaca, con la bandera bajada y seguir al volante sin rumbo alguno.

lunes, 18 de mayo de 2020

Viaje emocional por el cine desde los ojos de la infancia.

Hoy Día de los Museos echo de menos perderme en alguna sala y durante un buen rato mantener el duelo de miradas con una propuesta artística. Málaga se ha colgado la etiqueta de la Ciudad de los Museos. Se debate si esa política cultural deja poso en la ciudadanía o solo es un reclamo turístico de consumo rápido. Lo cierto es que esta estrategia permite acercarnos a obras e instalaciones que tienen un especial interés para espíritus inquietos. Y si hay detrás un buen trabajo de comisariado y de programación, con colaboración de distintas entidades, esa suma de esfuerzos nos presentan propuestas tan atractivas como "Cine y Emociones. Un viaje a la infancia". El periodo de exhibición de esta muestra se vio truncado a la mitad por la declaración del estado de alerta, pero pudimos disfrutar de ella unas semanas antes. ¿Dais un paseo con nosotros por sus salas?


jueves, 14 de mayo de 2020

Lecturas en el rebalaje - "Caballos lentos" de Mick Herron.

Lo llamaban "nuestro juego favorito". A uno y otro lado del Telón de Acero los distintos servicios secretos de cada país se afanaban por conocer los secretos de los adversarios, incluso de los aliados. Y crear además falsas miguitas de pan para confundir al contrario. En este escenario las novelas de espionaje vivieron una época dorada. Lo cierto es que el arte de buscar secretos y plantar falsas verdades siempre ha estado presente y siempre lo estará. Tendremos versiones más estilizadas de lo que es un espía y sus métodos de trabajo, o más más castizas, como bien encontramos al abrir la prensa española. Y unos maestros en reflejar en la ficción los dimes y diretes de sus agentes secretos es la literatura anglosajona.


miércoles, 13 de mayo de 2020

Recordando el encuentro literario con el escritor Justo Navarro en el Día del Libro de 2019.

Con motivo del Día del Libro de 2019 organizamos la asociación Cortos de Vista y la librería Europa de Nerja el encuentro literario con el escritor Justo Navarro. Con las actuales circunstancias no nos fue posible realizar un nuevo encuentro como hubiéramos deseado, pero sí recuperar el vídeo del diálogo entre el escritor granadino, que presentaba su última novela entonces "Petit Paris", y el crítico literario José María Matás.

domingo, 10 de mayo de 2020

Relatos de los días intrusos (II) - La puerta 5A.

La puerta 5A.
De Ricardo Bajo Gaviño.

No sé la edad de Tina. Siempre se ha mostrado muy coqueta con ese tema. Si la ayudo a rellenar los formularios de los viajes al Imserso me pide rellenar ella ese apartado.

Tina ha estado presente en gran parte de mi vida, más en los últimos años tras mi divorcio y la vuelta a la casa vacía de mis padres, donde cada día noto sus ausencias. Somos vecinos puerta con puerta, desde el año 73, fecha de la construcción en cooperativa del edificio. Mi madre me dejaba a menudo en su casa mientras hacía recados. Ella y su marido Sebastián no tenían hijos, solo libros y discos. Sentado en su sofá devoraba los tomos de la Larousse. En un armario aún conservo la guitarra que me regaló Sebastián el día que se enteró de que participaría en la rondalla infantil. Sentí mucho su muerte en accidente de tráfico.
Tina no se volvió a casar. Mantuvo una estrecha relación de vecindad, que he heredado. Ella me trae platos de torrijas por Semana Santa y huesos de santo en otoño. Yo le soluciono multitud de gestiones y arreglos en casa, aunque ha intentado mantenerse independiente. En realidad son momentos para la charla y ella me sonsaca sobre mis episódicas parejas.
La epidemia lo ha cambiado todo. No nos vemos por miedo al contagio. Hablamos separados por la puerta, incluso la llamo al porterillo porque el móvil se lo deja olvidado en cualquier sitio. Cuando pulso el timbre y compruebo que la mirilla se abre respiro de alivio. Pero ayer casi sin poder oírla me confesó que se quería morir. No soporta vivir así. Un nudo en el corazón me dejó sin habla.
Hoy he vuelto a llamar a su puerta. Le he pedido por favor que me abra. A través de la mirilla me ha visto con la guitarra en la mano. He sentido que sonreía.

viernes, 8 de mayo de 2020

El adiós a Rockdelux.

El lunes entrábamos en la semana de la fase cero. Me desperté con el objetivo de probar nuevas rutinas. No deja de ser contradictorio esa frase: empezar nuevas rutinas. Con esta incertidumbre estamos continuamente comenzando nuevas rutinas que no sabemos lo que durarán o si incluso llegarán ser rutinas. He perdido la cuenta de las veces que he escrito "rutina" y sin embargo el por qué de esta publicación se inicia con una. Activo el wifi del móvil y entre bostezos leo las últimas noticias en redes sociales. Entre ellas hay una que destaca. La revista Rockdelux anuncia que el número de mayo de 2020 será el último en salir a la calle.
 Entre estas dos portadas hay treinta años de vida y pasión por la cultura pop.

jueves, 7 de mayo de 2020

Lecturas en el rebalaje - "Sánchez" de Esther García Llovet.

Perdedores en la noche. Nikki y Sánchez buscan la última oportunidad de acabar con su mal fario con quimera de un galgo. Una pareja con reminiscencias al Bartleby de Melville, renegados de la suerte, caminan, circulan por la noche madrileña en una novela iluminada por las farolas de los polígonos y las tragaperras de bares de mala muerte. Un trallazo de poca más de 100 páginas en la que la escritora malagueña Esther García Llovet nos conduce en los asientos traseros de un coche entre pijos y náufragos del "milagro económico español". Entre el relato negro y el retrato costumbrista de los arrabales de una gran ciudad, "Sánchez"  se convierte en una lectura ideal en tiempos de confinamiento para perderse en los sueños de una noche vacía.


miércoles, 6 de mayo de 2020

Celebramos el Día del Libro 2020 con el ciclo Enérgica en formato confinado.

En febrero presentamos el ciclo Enérgica con el que desde la Asociación Cultural Cortos de Vista, bajo el patrocinio de la Fundación Cueva de Nerja, queríamos visibilizar el proceso creativo de los artistas nerjeños en sus distintas disciplinas. Para ello convocamos encuentros públicos con algunos de esos creadores en los que de forma presencial charlarían sobre su trabajo artístico. El 13 de febrero comenzamos con muy buena aceptación de público con la arquitectura, tal y como os conté en una anterior entrada. 

La siguiente cita estaba planteada para ser celebrada dentro de los actos por el Día del Libro, pero por desgracia y a consecuencia de la pandemia que nos obliga a cambiar nuestros usos y costumbres de convivencia en los espacios públicos y culturales, el ciclo Enérgica ha cambiado de momento de formato. Desde la asociación Cortos de Vista decidimos que a pesar de las circunstancias esta cita con escritores era posible gracias a las nuevas tecnologías. A ello nos lanzamos sin respaldo institucional con la participación de Vicky Fernández, Antonio Manuel Martín, Susana Rico y Ricardo Sanz.

En el siguiente vídeo podéis asistir a este segundo encuentro del ciclo Enérgica que tiene vocación de continuidad.


martes, 5 de mayo de 2020

Relatos de los días intrusos (I) - Anotaciones.

ANOTACIONES.
de Ricardo Bajo Gaviño.

Años después estoy de nuevo frente al gran armario del dormitorio de mis padres, un armatoste que abría en la víspera de la Noche de Reyes. Entonces buscaba los juguetes escondidos dentro del perfecto orden de la ropa. Ahora mi padre, sentado al borde de la cama, me mira de forma ausente. Nunca he abierto esas puertas en su presencia. No tengo miedo de que me reprenda, los recuerdos se han perdido en la espesa niebla de su enfermedad.


Llevamos días encerrados en casa desde que vine a cuidarlo. Estoy cansado de ver las noticias. Se las comento, pero parece no entender nada. Ya somos dos. La novela que leo no me atrapa. Camino en el pasillo contando dos mil baldosas. Él se cansa en la 134. Ayer un anuncio radiofónico de seguridad privada me recordó la existencia de una pequeña caja fuerte en la casa. La veía cada año durante el reconocimiento fugaz del gran armario en la búsqueda del tesoro navideño. Mi madre nunca me habló de ella y tampoco me atreví a preguntarle a mi padre, ahora él tampoco tendría respuesta a esa pregunta. Pero sentí que este era el momento de abrir esa caja metálica.


Aquí sigue, cuadrada, gris y fría, aunque esté rodeada de prendas de lana. No contendrá nada de valor. He encontrado la llave entre un manojo guardado en el cajón de su mesita de noche. Dentro encuentro escrituras de la casa, recibos del Ocaso, su pillacorbatas de las grandes ocasiones, regalo de mi abuela. Me llaman la atención unos libros de brillantes tapas de falso cuero. Son unas agendas  con los años impresos en oro en su cubierta. Recorren desde el año 1971 hasta 1990. No recuerdo a mi padre escribir en ellos, pero allí están anotadas nuestra infancia y adolescencia. 


Sentados en la terraza leo en voz alta cada apunte de las vacaciones de verano, de los pagos de las matrículas del colegio, del banquete de la primera comunión, del ingreso de las becas a la universidad. Muchos detalles de la vida familiar en forma de números están allí reflejados. Me río con las apreciaciones de esos momentos y, en ocasiones, al mirar a mi padre mientras repaso las anotaciones, me parece que asiente viajando también en su memoria.