miércoles, 10 de julio de 2019

¿Es la nostalgia un barco varado en medio del cemento?

Al hilo de la inclusión de la serie de televisión "Verano Azul" en la plataforma vod Netflix recupero un texto que publiqué en facebook con motivo de la edición en mayo de 2016 del libro "Verano azul. Unas vacaciones en el corazón de la Transición", ensayo de Mercedes Cebrián.

A finales de mayo se publicó el ensayo literario de Mercedes Cebrián, "Verano azul: unas vacaciones en el corazón de la Transición", una reflexión sobre lo que supuso para la generación del baby boom español una de las series míticas de la la historia de le televisión en la piel de toro. La publicación dentro de la editorial Alpha Decay continúa la estela de la recuperación de la memoria sentimental de los 80 para aquellos que vuelven su mirada hacia los años de infancia, ahora que la crisis parece que se asienta de forma crónica y se asume el lema de que cualquier tiempo pasado fue mejor.



Resulta una experiencia chocante el mirar el espejo que resulta la lectura de este libro. La escritora lanza sus recuerdos y reflexiones como espectadora infantil hace más de 30 años y descifra las claves del por qué del impacto de las aventuras de la pandilla de Verano Azul. Es curioso confrontar la visión de alguien ajeno a Nerja con la propia, sin esa perspectiva de distanciamiento. Porque pese a las diferencias entre la ficción que creó Antonio Mercero y la realidad, uno también ha vivido su verano azul de pandillas en bicicletas, casas viejas como patio de recreo, (la casa del mago que aparecía el episodio 14 se situaba a escasos metros de la mía), saltos de tapia, juegos en la calle hasta el anochecer.

Interesante es también cómo evidencia la carga política de un producto de masas en unos momentos en los que la Democracia en España busca asentarse tras el 23-F, cómo se confrontan las viejas ideas del Franquismo con las nuevas que quieren abrirse paso en la Transición. La serie Verano Azul se convierte en un soplo de aire fresco, de anhelo de libertad de las nuevas generaciones.

Mercedes Cebrián siente curiosidad de si en Nerja aún se mantiene el espíritu de Verano Azul, qué queda, máxime cuando en su última reposición en 2014 volvió a convertirse en tema de conversación, ahora en el mundo 2.0 y el hastag Chanquete ha muerto se erigió como trendic-topic mundial. Y en el libro nos refleja una situación bastante distinta a la que hasta ahora hemos percibido, sin esa distancia, con anteriores publicaciones que partían desde el corazón de Verano Azul. Yo solo os invito a daros un paseo por el Parque Verano Azul y pensad en lo simbólica que es la ubicación de "La Dorada" con su entorno gris. Hay quien dice que llevamos viviendo de Verano Azul años y años y aquí se abre el debate de si las políticas de gestión turísticas y culturales han estado a la altura de las circunstancias.

A continuación os dejo unos enlaces de reportajes y artículos que han surgido a raíz de la publicación de "Verano azul: unas vacaciones en el corazón de la Transición" por la editorial Alpha Decay.

Jordi Costa en el Babelia.
http://cultura.elpais.com/cultura/2016/06/21/babelia/1466509293_353110.html

Visita iconoclasta a Nerja.
https://www.vice.com/es/read/verano-azul-nerja-serie-pueblo

La serie Verano Azul a la carta en RTVE.
http://www.rtve.es/television/verano-azul/