lunes, 11 de mayo de 2009

Se hace camino al andar.

La noche anterior tronaba. Un par de relámpagos y unos truenos que sonaban con varios segundos de retardo, unido a una débil lluvia presagiaban la posibilidad de un domingo de cola-cao, tebeos de Los 4 Fantásticos y maratón de pelis del oeste. Pero disfrutamos de otra mañana de primera comunión soleada.
La climatología no fue la protagonista negativa, sino al contrario, lució esplendoroso el sol (a algunos nos achicharró la cara y la incipiente calva). Así las camisetas rojas que se repartían en Plaza Cantarero por la mañana refulgían. Este lugar se iba llenando poco a poco de personas, con un ambiente muy festivo, con ganas de disfrutar de la caminata que uniría Nerja con la Cueva de Nerja. Las familias buscaban sus dorsales que después canjearían en el área de recreo por un plato de paella. Algún grupo canturreaba canciones de caminata, esas que hacen olvidar los kilómetros que falta y hacen más llevadero el trayecto. Había participantes de todas las edades, desde bebés en carritos a señoras de bastón y sombrero de paja bien encasquetado.

Esta caminata y carrera conjunta se organizaba desde la Asociación "Siempre en forma" y el Club Nerja Atletismo con el patrocinio de la Fundación Cueva de Nerja y la colaboración de la concejalía de deportes del ayuntamiento de Nerja. En lo que yo pude comprobar, vi una estupenda organización, con el sello indiscutible de Enrique López Cuenca y su equipo de trabajo, Carlos Salcedo, Raúl López entre otros. Isabel Sánchez también estaba al pie del cañón. Así a las 11:30h con una puntualidad exquisita la "marea roja" se echó andar en dirección a la Cueva de Nerja. Todos con el mejor de los espíritus deportivos y lúdicos disfrutaron de los 6 kilómetros que separan los dos puntos. A casi mitad de trayecto, a la mitad del Santo Cristo, la caminata iba ya rota, cada uno al ritmo que sus piernas y resuello permitían.

Casi en menos de una hora los primeros llegaban a ls inmediaciones de la Cueva, entre ellos José Alberto Armijo, Andrés Márquez y Jonathan Méndez. Y se dio entonces uno de esos momentos que últimamentes vemos poco. Ángel Ramírez, secretario del Psoe Nerjeño y gerente de la Cueva, y José Alberto Armijo, alcalde de Nerja y presidente del PP nerjeño, se estrecharon la mano. Lógico y normal en una actividad deportiva. No estaría nada mal que este gesto se repitiera muchas más veces en pos del progreso de nuestro pueblo o al menos para evitarnos este ambiente enrarecido de confrontación.
Tras ellos, iban llegando poco a poco los distintos participantes, en grupos, con buen ánimo y con más ganas de cobijarse a la sombra de los jardines de la cueva.

Casi a las 13h, también terminó la carrera (menuda cuesta rompepiernas la de la llegada a la meta). Así que nos dirigimos al área recreativa y a seguir disfrutando de una jornada festiva con sorteo de regalos, entrega de premios a los disfraces (que se llevaron el grupo de niños cavernícolas, una señora vestida de flamenca con el Balcón de Europa en la cabeza, sí, habéis leído bien y unas chicas vestidas de carteras de Correos). La paella mientras se asentaba para que minutos después fuera devorada. Y es que no hay nada mejor para abrir el apetito que un día de caminata bajo el sol primaveral. esperemos que se repita en próximos años actividades como esta, al igual que el Día del Pedal y pruebas similares en las que prime el aspecto lúdico.

2 comentarios:

Atir dijo...

Aplausos! Te superas en cada nueva entrada.
Enhorabuena a los organizadores, que realizan una labor impagable en este pueblo. Ole y ole.
Se nota que la gente pasó una mañana estupenda. Y la foto del alcalde y el gerente no tiene precio. Ojalá empiece a imperar el buen ambiente productivo entre las dos instituciones (Ayuntamiento y Cueva).

Angel M Rodriguez, un gato de Carabeo dijo...

Ricardo, me ha gustado mucho la foto.
No he podido evitar enlazarte, textualizarte y ... bueno, eso; que me ha gustado mucho y te hago publicidad, para que se conozca.

Tienes una cerveza (como mínimo) en San Isidro.