lunes, 4 de mayo de 2009

Lo que el viento no se llevó: las Cruces de Mayo en Nerja.

Las fiestas populares viven su mayor esplendor cuando se viven en la calle y son más los que participan que los que miran. La llegada del buen tiempo invitan a dejar a un lado todo el bombardeo apocalíptico en el que estamos inmerso en estos días. Incluso si sopla ese viento que a algunos nos tiene "descolocaos" no es impedimento para disfrutar de las tradiciones.

El domingo pasado Nerja se llenaba de color, de flores, de ornamentos, de pequeñajos vestidos de primera comunión, de familias celebrando el Día de la Madre (ella se lo merece todo, pero cómo te clavan por un ramo de flores), las calles se llenaban de transeúntes disfrutando del puente festivo. Y por supuesto se vivía con deleite las Cruce de Mayo. Este año como la agenda era abultada no he podido pasearme con cierta tranquilidad por cada uno de los lugares en las que la vecindad decoraba sus portales, ventanas y balcones con mantones, vestidos de gitana y las indispensables manzanas con su tijera abierta clavada, objetos de cobre y como la cruz a gusto de los organizadores de cada sitio.

Me pude pasar por la mañana por la cruz municipal, que estuvo a cargo de la Banda Municipal de Nerja. Por suerte coincidió en esos momentos en los que andaba por el Balcón de Europa que la Peña Caballista realizó una parada por el centro del pueblo mostrando su cruz montada en una carreta. En el Centro de Día de Mayores los pillé con las manos en masa, aún colocando los últimos detalles para que su cruz luciera durante el día con su máximo esplendor.

Ya por la noche visité la siempre concurrida cruz de calle La Parra. Siempre se nota la hospitalidad de sus vecinos (guiris y nativos) y de zonas adyacentes. Cerca una cruz se estrenaba en estas lides y recoge el testigo de la que se instalaba en calle Carabeo.

Esta jornada se vivió en muchos más lugares de nuestra localidad, en los que por desgracia no pude estar. Como tampoco en Frigiliana, si queréis más detalles de lo acontecido en el pueblo vecino podéis visitar noticiasfrigiliana.com y el blog de Mayte y Antonio "De las hierbas y otras cosillas"

1 comentario:

Solitaxlacalle dijo...

Yo estuve en Frigiliana y estuvo lindo, la gente allí nos querian cebar de tanta comida y tanto vino! lo pasé genial porque hacía mucho que no recorría esas callejuelas tan mágicas con esos rincones todo tan de cuento... fué un día para recordar.