lunes, 17 de noviembre de 2008

Apasionantes revelaciones de nuestra historia local.


El sábado cuántas cosas aprendí sobre mi pueblo. Si en el fin de semana anterior no llegó a quedar saciada mi sed de conocimiento por la Historia de Nerja, en la ponencia-charla organizada por la Asociación de Mujeres Progresistas de Nerja. En esta ocasión Francisco Capilla hizo un recorrido por la nuestra historia local. Fue una exposición amena y llena de datos más que interesantes. Pudimos conocer cifras, datos, ver gráficos, dibujos, fotos sacadas de google earth, mapas, todo un conjunto de conocimiento que en lugar de ser una avalancha enorme de información servía estupendamente para esclarecer de dónde provenimos. Porque, aunque parezca lo contrario echando hacia atrás la mirada podemos encontrar muchas respuesta a lo que somos y al estado actual de las cosas. En esta ocasión, fue mucho mayor la asistencia entre los lugareños.

Francisco Capilla en primer lugar hizo mención a las publicaciones conocidas por él que han hablado de una manera u otra sobre la Historia local. Llama poderosamente la atención que, por ejemplo que unos de los libros primordiales alrededor de nuestro pasado, el de Alejandro Bueno no esté al alcance de unos pocos y que no sea de mayor dominio público. Algo se rumoreaba de una posible reedición del facsimil que vio a la luz hace bastantes años. No estaría nada mal.

La charla prosiguió remontándose a finales de la Edad Media y la época musulmana. Ahora sé el por qué de "Castillo Alto". Relató las distintas fases de repoblación de la zona o cómo había en la zona dos acuartelamientos y como uno de ellos, el de "castillo bajo" dio lugar alrededor a un asentamiento de población y que según Francisco Capilla con documentos que ha consultado da como fecha fundacional de la Nerja moderna allá por 1626 (hecho que supongo no me dará de comer en el futuro, pero que es muy curioso de conocer). Además apuntó que el origen de nuestro pueblo era más o menos cuartelario (curioso).

En su recorrido histórico se detuvo en el estudio que había realizado alrededor de las distintas fortificaciones edificadas en nuestro territorio. Algunas bien conservadas y otras dejadas a su suerte (recordemos que hay una que es patrimonio del estado, pero que sin embargo al estar en terreno privado, no se puede visitar). También hizo hincapié en la construcción de la Ermita de las Angustias, de la que el ponente fue partícipe en la restauración de las pinturas murales. otro aspectos del que soy desconocedor es del interés arquitectónico del cementerio de San Miguel de Nerja, con algunos rincones de verdadero interés.

Entre otras de las reseñas históricas que realizó Francisco Capilla fue la de desmontar el por qué del nombre de balcón de Europa. Según documentación aportada por él, ya antes de que Alfonso XII visitara Nerja con motivo de los terremotos que azotaron nuestra tierra, ya se conocía al Paseo como Balcón de Europa. Así que este nombre no surge de tan regio personaje, sino que ya se utilizaba entre la población con normalidad (hay una plaquita a los pies de la estatua de este rey en Nerja que dice lo contrario, pero ya se sabe lo que decía el director de cine John Ford: "Entre la realidad y la leyenda, imprime la leyenda".

Verdaderamente fue un placer por mi parte escuchar la conferencia realizada por Francisco Capilla, amena, con muchos datos que yo, profano en historia local desconocía, y que me acercaba un poquito a cómo se ha vivido en nuestra tierra a lo largo de los siglos. El sábado que viene tendremos más con la visita guiada al I.E.S. El Chaparil y a la ermita de las Angustias. No os la perdáis.

Se me olvidaba, un apunte final. El ponente hizo una reflexión sobre la labor de los historiadores y sobre los recursos que necesitan para llevar a cabo su labor. debe haber cierto interés tanto por las instituciones públicas como las privadas (a través de Fundaciones y mecenazgo), para facilitar la financiación, mantener los archivos en condiciones y posibilitar que estos estudios vean la luz para el gran público a través de publicaciones. Y hacerlo no caerá en saco roto, porque si no me equivoco, en la zona los libros más vendidos y solicitados (al margen de Harry Potter) son los referidos a nuestra historia local, ya sea en castellano e incluso en inglés. No son inversiones a fondo perdido, aunque se entera uno de cosas por ahí que es para tirarse de los pelos (el que pueda) por la falta de interés y desidia con la que se afrontan estos proyectos.

3 comentarios:

un gato de Carabeo dijo...

Hola Ricardo
Se le veía contento. Estuvo espléndido y su manera de contar-narrar las cosas hubiera conseguido que siguiéramos allí un par de horas mas, seguro.
Nos veremos este finde.
Sobre los detalles que comentas, se podrían entresacar centenares (el nombre de Macaca, la tumba de Ferrandiz, la capilla de las ánimas, los restos medievales de el paseo, el faro "de Nerja" en la punta de Torrox, ...)
Es una lástima que no haya mas interés por recuperar nuestros orígenes, pero no con el ánimo de exclusión, sino por afán de conocimiento e interés en nuestras raíces.
Fue un acierto por la asociación montarlo de esa manera. Esperemos que pueda repetirse.

Anónimo dijo...

Fue un verdadero placer escuchar a Paco Capilla, sus conocimientos y su amor por la historia son admirables. Estoy deseando recorrer con él la antigua fábrica de azúcar y la iglesia de la Ermita.
Un bravo para la asociación organizadora. María.

Anónimo dijo...

Enseñó, por ejemplo, planos antiguos nunca vistos. Pudimos apreciar en uno de ellos como la Iglesia originariamente aparece sin la esquina donde en otros tiempos estaba la cruz de los caídos. Seguramente esa esquina hoy está integrada en la Iglesia gracias a la generosidad de políticos que la cedieron al obispado, porque si no estariamos hablando de apropiación indebida por parte de la Iglesia de suelo público.
Paco Capilla nos regaló inunmerables datos, frutos de años de trabajo e investigación, me pareció inmensa su generosidad.
Gracias Paco y gracias a la asociación de mujeres progresitas por empezar su camino por el principio: mirando atrás, que es la mejor forma de ver y escuchar lo que hay y lo que habrá en el futuro.
Esperemos que este sea el punto de partida para querer y defender un poco más nuestro patrimonio, que es nuestra memoria. Dori