martes, 2 de diciembre de 2008

La Navidad asoma de nuevo en el escaparate de Muebles Hermoso.

Cada año no deja de sorprenderme cuando me acerco a su escaparate de calle Pintada. Todas las Navidades se aprecian nuevos detalles y nuevas disposiciones de las figuras que hacen que cada belén que se levanta en el escaparate de Muebles Hermoso sea una cita ineludible y esperada por muchos nerjeños y pese al frío se convierte uno de los atractivos de la Navidad local.

Desde el lunes se puede disfrutar de este hermosísima representación del Nacimiento del Niño Jesús que todos los años a principio de diciembre realiza Miguel Hermoso. Puede uno echar un buen rato. Y dejar como el resto de los espectadores las huellas dactilares en el cristal. Si Grissom pasara por allí se llevaba un buen catálogo.

Mis fotos no hacen justicia a este Belén.


1 comentario:

Diego dijo...

Luego dicen que siempre se llevan los premios los mismos. No es para menos. Eso es trabajo de chinos. La verdad es que yo soy más sencillito, y para mí, lo verdaderamente importante, es el portal, el niño Dios, la virgen, san José y los reyes magos. Paso del tío cagando, del columpio meneándose, del trigo creciendo, y del panadero sacando el pan del horno... Pero hay quien prefiere las cosas a lo grande. Me extraña que no construya toda Judea.