viernes, 3 de julio de 2009

Entretenimiento desde Load "" .

A lo largo de los años he ido viviendo la progresión de los videojuegos a lo largo de las tres últimas décadas. En sus comienzos con el Atarri y sus palancas de juego. Dos piezas rectangulares frente a frente y una pelotita que chocaba contra ellas. Pistoleros pixelados que disparaban contra bloques. Poco a poco estos juegos se hacían más sofisticados. Los soportes cambiaban. Las pequeñas videoconsolas, el Donkey Kong, el Mario Bros se alternaban con la gran revolución, el ZX Spectrum, los felices que éramos con 48k, una cassette donde teníamos grabados decenas de juegos y esa frase mítica: Load "". Las tardes de verano embobados frente al televisor de 14 pulgadas, viendo como cargaban los juegos (santa paciencia).


Había algunos que eran unos privilegiados que disfrutaban del Commodore 64 (un puntazo aquel lejano Larry Bird contra Doctor J), pero siempre volvíamos a nuestro Spectrum con botones de goma. Y mis padres me preguntaban cuando iba a programar y jugar con ese ordenador. Pobres, los teníamos engañados. Las videoconsolas empezaban a llegar de distintas marcas, pero uno ya estba más pendiente de otras cosas, aunque algunas veces alguna partidilla caía con la playstation o veía como los colegas flipaban con Tomb Raider en la play 2, como sus ojos se enrojecían con decenas de juegos y horas frente a la pantalla, que ya no era de 14 pulgadas sino de 29 para arriba.


Ahora gracias a un sorteo, tenemos en casa una nintendo DSi entre las manos y cuando echo unas partidas al Tetris o Call of Duty me acuerdo de Antonio Segovia. Alguien que persiguió sus sueños, que nos contaba hace un par de décadas las excelencias de "The Alchemist" o las maravillas adictivas que por esos años generaba la empresa pionera española de videojuegos Dinamic. En estos días, nuestro amigo se encuentra en la Gamelab 2009, la V Feria del Ocio Interactivo, el encuentro más impotante en España de un sector audiovisual con gran pujanza. Participa como ponente en una charla-encuentro "Desarrollo de modelos de negocio en mundos virtuales y comunidades", como Jefe de Diseño en Zinkia Entertaiment, donde dirige el departamento de Entretenimiento Online de Zinkia, donde se encuentra al frente del diseño de Mundo Pocoyó. Todo un logro (incluso para mi modo de ver, mucho más meritorio que algunos nombres que diariamente se destacan desde los medios locales). Tampoco olvidemos que era uno de los cerebros detrás del gran éxito "Playchapas". Algunos niños no quieren ser futbolistas (sus padres intentarán cambiarles de opinión) o famosos de tv, quieren ser ahora diseñadores de videojuegos.

No os perdáis su web de relatos brevísimos, Microficciones o Segoficciones y una gamberrada con su apretón de manos con Pau Gasol en la presentación del Playchapas, del que ya nos hicimos eco en El Sego lo clava con PlayChapas Footbal edition .

2 comentarios:

Es tu opinion dijo...

Bonito recorrido a lo largo de la historia de los videojuegos que han evolucionado mucho y muy rapido desde la famosa maquinita del tetris hasta la nueva PS3 que aumque no la tengo supongo que es una gozada.
Aprovecho para invitaros a mi blog de opinión en las que podreis ustedes mismos apinar. www.notecallesestuopinion.blogspot.com

Angel M Rodriguez, un gato de Carabeo dijo...

Grande Antonio, me alegro por ese elfo nerjeño en los madriles.